dimanche 3 mai 2009

El musulmán es un marido exitoso




El musulmán es un marido exitoso, porque logra el amor de su esposa debido a su adhesión a la guía del Islam. Tiene un entendimiento profundo y compasivo de la naturaleza y la psicología femenina, y transita con su esposa por el camino recto del Islam, religión que está en completa armonía con la naturaleza del ser humano. Reconoce sus inclinaciones, deseos y humores, e intenta conciliar la vida ideal y el comportamiento que esperan uno del otro. Además nunca se olvida que ella fue creada de una costilla, y que enderezar una costilla es imposible, por lo que debe aceptar y respetar su esencia y persona íntegramente.

- Entiende a su esposa y respeta sus sentimientos

El musulmán correcto comprende a su esposa y respeta sus sentimientos. No critica a su familia ni sus amistades, en respeto por sus sentimientos. No divulga ningún secreto que ella le haya confiado, porque el descuido en estos asuntos a menudo terminan en conflictos entre los cónyuges y extinguen el amor entre ellos.

- La contiene y ayuda ante dificultades y fracasos

El marido sincero aconseja respetuosamente a su esposa si detecta que ella está faltando a algún deber religioso; de la manera más delicada, amable y positiva. Si no concuerdan, siempre se dirige a ella con cortesía, humanidad e inteligencia, evitando la crítica ruda o reprenderla delante de la gente, no importa cual sea la razón, irrita mucho a una mujer ser humillada en público. El musulmán es sensible y respetuoso de los sentimientos de la mujer.
- El musulmán correcto sabe conseguir equilibrio entre complacer a su esposa y tratar a su madre con bondad y respeto

Hemos mencionado anteriormente las obligaciones del musulmán hacia sus padres, en especial hacia la madre, y por eso el musulmán utiliza su inteligencia, ingenio, compasión y fortaleza de carácter en su relación con su esposa y su madre, de tal manera que no ofende a ninguna de las dos. No puede ser desobediente con su madre y opresivo con su esposa. Reconoce los derechos de su madre y la trata de la mejor manera, sin olvidar los derechos de su esposa. Cuando cumple su deber hacia su madre y cuida de ella; no lo hace en detrimento de su relación matrimonial. Comportándose con piedad y devoción (taqwa) y siguiendo las enseñanzas del Islam, que determinan que se debe tratar a ambas, madre y esposa, con amabilidad y consideración.


2 commentaires:

Aisha Zahaf a dit…

Assalamu aleikoum wa rahmatulahi wa barakatuh,

La teoría es preciosa, y es lo que me hizo ser musulmana. Pero en la práctica nunca he encontrado nada de lo que se habla aquí.

Que Allah te recompense en Dunia y en Akhera por tu esfuerzo en hacernos llegar los conocimientos del Din.

Un abrazo de tu hermana... Aisha

Islamudini a dit…

Walaikum assalam warahmat ALlah wabarakatuh.

Es la triste realidad hermana.
El Islam es perfecto, los musulmanes no.

Que Allah nos conceda esposos virtuosos que apliquen al menos un 50% de esta teoria :).

Que ALlah bendiga tus esfuerzos en la daawa también. Yazaki Allah jair por tu lindo DUA.

Un abrazo, tu hermana Nesrine